El colesterol alto aumenta el riesgo de ataques cardiacos y de accidentes cerebrovasculares. Esto es algo que tenemos que cuidar mucho siempre, pero más en Navidades. Después de estas fechas, los niveles de colesterol son un 20% más altos de lo habitual.

Investigadores del Departamento de Bioquímica Clínica del Hospital Universitario y del Departamento de medicina clínica de Copenhague, aseguran en un estudio que las fiestas navideñas son las fechas donde más incremento de colesterol se produce, llegando a niveles hasta seis veces mayor que la media anual. Los investigadores han llegado a afirmar: «Nuestro estudio muestra fuertes indicios de que los niveles de colesterol están influenciados por los alimentos grasos que solemos comer durante las comidas y cenas de Navidad. El hecho de que tantas personas lo tengan elevado es muy sorprendente y preocupante».

Los resultados, alarmantes, han propiciado que los expertos recomienden que si después de las fiestas vamos al medico, avisemos de que podemos tener el colesterol alto, ya que de esta manera los profesionales sanitarios lo tendrán en cuenta para diagnosticos y recetas de medicamentos.

Durante las fiestas navideñas, prácticamente todas las culturas realizan dulces navideños con los que las fiestas son más valoradas y añoradas; como es lógico esto incrementa las posibilidades de acabar las fiestas con el colesterol alto. 

La clave, para nuestros profesionales de Euclinic, es tener sentido comun. Tenemos que ser responsables de nuestra salud, y de los atracones que nos damos en fechas señaladas. Los caprichos están bien, pero de manera controlada. 

Recordad; autocontrol, después de las fiestas si vamos al médico avísemos de la posibilidad de tener el colesterol alto y si podemos acudir al nutricionista y hacer deporte mejor. Saludos saludables de tu centro médico de confianza.